Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Magda Dávila

EmprendaMás

Creatividad, Divino Tesoro

¿Cómo se te ocurrió esa genial idea?, me preguntaron el otro día a raíz de haber visto los resultados de mis devaneos por resolver, sin costo económico, un problema doméstico. Me llamó la atención la pregunta, porque la verdad es que las ideas me “llegan” como una epifanía cuando debo resolver algo y me obsesiono pensando alternativas. Entonces me surgió esto de que, en verdad, las ideas me “llegan” de la creatividad.

¿Será porque tengo formación artística?, me pregunté, y así fue como empecé a rastrear de dónde nace la creatividad, ¿se puede aprender?, ¿se es o no se es creativo de nacimiento?
Fue entonces cuando me encontré con un gran especialista en este tema, Sir Ken Robinson, un inglés nacido en Liverpool, experto en educación por el arte y consejero sobre temas de creatividad.
Tiene un lema que a mí me fascina: “Si no estás preparado para cometer errores nunca obtendrás nada original.”
Él define la creatividad de la siguiente forma: “La creatividad significa poner la inteligencia a trabajar, también se puede entender como imaginación aplicada; es el proceso de tener ideas nuevas que sean valiosas, que aporten valor. El poder de la creatividad constituye a la vez la fuente de los problemas y la manera de solucionarlos.”
Ya con esta primera definición concluí que sí, mi creatividad se debe en parte a que he tenido formación artística, pero también a que estoy preparada para equivocarme y volver a intentarlo.
“Para ser creativos —señala Robinson- hay que hacer algo; eso significa, trabajar con algo. Hay que poder controlar los materiales con los que se trabaja para obtener los efectos que interesan y seguir el camino que se fije. Una parte de ser creativos consiste en lanzar hipótesis, probar cosas, hacer bocetos, explorar posibilidades, y la segunda parte consiste en ser críticos, hacer juicios sobre los resultados y plantearse si funciona, si eso es lo que se buscaba.”
Y sugiere que lo ideal es “elegir adecuadamente el medio, el elemento y conectar con la pasión que siento cuando estoy en este elemento.”
Yo he comprobado que cuando esto sucede el afuera desaparece, el tiempo cobra una nueva dimensión. Puedo sentarme durante muchas horas a componer una canción sin sentir ningún cansancio. Y esta misma energía que aplico para cuestiones artísticas me surge cuando debo resolver un problema: elaboro hipótesis, estrategias, defino con qué materiales voy a hacerlo, y listo, en algún momento llega la solución más adecuada.
Según Sir Ken Robinson, “la educación formal debería darle la misma importancia a la creatividad que a la alfabetización, y sin embargo se está eliminando de los programas educativos. La creatividad se aprende igual que se aprende a leer.”
Les dejo un video con una más que interesante charla con Sir Ken Robinson sobre este tema.
@


escrito el 10 de Mayo de 2013 por en Desarollando el Espíritu Emprendedor

etiquetas: , , , , ,


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar